a
  Verde Esperanza


 

 

Exposición Verde Esperanza

 

Las acuarelas de Juan Antonio Fernández Labaña nos adelantan una Semana Santa llena de esperanza. Es el color verde de la primavera murciana. Las puntillas blancas con las que las túnicas se adornan juegan el papel de las flores de azahar que cuajan los limoneros y naranjos de la huerta.

Es la de la Esperanza una procesión temprana y antigua al mismo tiempo. Antigua, porque lleva doscientos cincuenta años acudiendo fiel y apasionada a su cita. Temprana porque la tarde del Domingo de Ramos, en los comienzos de la Semana Santa, es suya por derecho propio.

Vean las pinturas de Juan Antonio como los rayos del sol de la tarde destellan en la corona de la Virgen. Sientan su calos a través de los cuadros de este joven pintor que lleva en las venas sangre antigua de procesionista. Si su tío nos revela la Pasión a través de sus tallas, el sobrino nos la muestra a través del pincel, pero ¿que sería del escopio, de la paleta o de las palabras, sin la devoción al Cristo de la Esperanza, sin el respeto y la admiración hacia ese hombre, de carne y hueso, y de brazo fuerte, que negó a Cristo antes que el gallo cantara tres veces y que, pese a ello, por su amor al hombre Dios, fue su primera piedra?.

San Pedro y el Cristo de la Esperanza representan el amor del amigo y el amor del padre. Y ese amor puede verse en las pinturas de Juan Antonio y en las túnicas que pintan de verde la tarde murciana de Ramos. 

 

Juan Antonio Megías García.

Presidente del Casino de Murcia

 

 

Atras

 

Pintura

 

Página principal