La Soledad perdida de los Marrajos
Estudio y análisis de una antigua mascarilla: La Soledad perdida de los Marrajos



 

 

La investigación.

A lo largo de casi un año, se llevó a cabo una investigación para intentar conocer más datos sobre el origen de una antigua mascarilla que sirvió de base, en 1981, para que el imaginero Jesús Azcoitia realizase la Virgen de la Soledad de los Estudiantes. Una imagen que procesiona cada Sábado Santo en la Semana Santa de Cartagena, formando parte del grupo procesional de las Santas Mujeres.

El trabajo fue desarrollado, a lo largo de ocho meses, por dos amigos y apasionados de la Semana Santa: Agustín Alcaraz Peragón y Juan Antonio Fernández Labaña. Siendo apoyados en todo momento por la Agrupación de los Estudiantes. Casi un año en torno a una anónima mascarilla, ahora convertida en Soledad de un grupo procesional y de la que no existían prácticamente datos, habiéndose atribuido a autores tan diversos como Nicolás de Bussy, Roque López o incluso a José Capuz.

Todo comenzó con la realización de un exhaustivo y completo estudio científico, usándose las más modernas técnicas de diagnostico aplicadas en restauración. Empleadas en este caso, no para estudiar los deterioros, sino para aportar datos en torno a la ejecución y sistema constructivo empleado en esta antigua mascarilla. Fotografía con luz visible y ultravioleta, macrofotografía, examen de la superficie mediante microscopia óptica digital, estudio endoscópico de las cavidades (nariz, boca), estudio radiográfico, así como un completo análisis químico y estratigráfico de hasta tres muestras, fueron las técnicas usadas en el estudio. Un proceso realizado, a lo largo del mes de junio de 2014, en cuatro ubicaciones diferentes: la capilla en la que se encuentra la obra; la clínica en la que se procedió al estudio radiológico; el estudio de Juan Antonio Fernández Labaña en Murcia; y el laboratorio de Madrid, especializado en análisis de obras de arte, que procedió al análisis químico de las muestras de policromía extraídas. Siendo estudiados sus resultados en los meses posteriores.

De forma paralela se procedió al análisis documental en diversos archivos históricos sobre el origen de esta mascarilla y su posible utilización previa en las procesiones cartageneras, donde hay que destacar la localización de antiguas fotografías de la cofradía marraja, escaneadas a altísima resolución, presentes en los fondos del Archivo General de la Región de Murcia, que tan relevantes han sido para la conclusión final de la investigación. Imágenes que incluso fueron remitidas a la Facultad de Informática de la Universidad de Murcia para un estudio comparativo, a través de un software especializado en la detección de rostros y que no ha sido finalmente necesario ante la evidencia y claridad de las imágenes contrastadas.

Un laborioso estudio que fue presentado a los medios de prensa el 11 de marzo de 2015, en la capilla del Cristo de Medinaceli, de la iglesia de Santa María, donde se encuentra al culto la imagen.

El estudio determina que la antigua mascarilla, usada actualmente como semblante de la Virgen de la Soledad de los Estudiantes, corresponde al rostro de la Virgen de la Soledad que procesionó en la Cofradía Marraja hasta 1924. Imagen cuyo origen, a través de diversas menciones documentales debería situarse con anterioridad al año 1733, en que se menciona la presencia de dos tallas de esta Virgen, y de la que hasta 1724 no existía apenas referencia. Y que fue realizada por un anónimo autor que construye de un modo diferente a los escultores que trabajaron en el antiguo reino de Murcia desde finales del siglo XVII hasta principios del siglo XIX (Nicolás de Bussy, Nicolás Salzillo, Antonio Dupar,  Francisco Salzillo, Roque López, etc.), tratándose muy posiblemente de una talla importada desde otro punto de España (Andalucía) o de Italia (Nápoles o Génova).

Dichas conclusiones permiten no sólo confirmar que estamos ante el rostro de la Soledad perdida de los Marrajos, la que procesionó a lo largo del siglo XVIII, XIX y parte del XX, sino que sitúan el rostro de ésta como la imagen más antigua que actualmente podemos encontrar en la Semana Santa cartagenera (pues es anterior en más de dos décadas a las que se conservan a las que se conservan de Francisco Salzillo y mucho más que las de Roque López, José Esteve y Bonet, de finales del siglo XVIII o comienzos del XIX).

 

La conferencia.

Al día siguiente a la rueda de prensa, el jueves 12 de marzo de 2013, se realizó la correspondiente conferencia, organizada por la Agrupación de los Estudiantes. Donde, en un abarrotado salón de actos de la Cofradía Marraja, a lo largo de casi dos horas, se explicaron todos los detalles del estudio, desglosando la parte científica, así como la histórica y documental.

 
 
LA NOTICIA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

(pinchando sobre la fecha se accede a la noticia)

Diario La Verdad

12 de marzo de 2015
 
 
 
Volver a investigación

 

 
 
Página principal